Hotel Quinta das Lágrimas

Si tuviéramos que definir el hotel Quinta das Lágrimas con una palabra, esta sería encanto.

Se encuentra situado al lado del cauce del Mondego, en la orilla contraria al centro de la ciudad.

Cuenta con una encantadora pasarela peatonal que cruza el cauce del río y nos facilita acceder al centro.

Cabe destacar las bonitas vistas que posee sobre la universidad y el casco antiguo.

El Palacio

Hotel Quinta das Lágrimas El complejo se ubica en un bonito palacio decimonónico al cual se ha añadido un moderno edificio con SPA, piscina cubierta y restaurante.

Este nuevo edificio posee a su vez unas habitaciones más modernas que las de la zona antigua. Éstas destacan por su amplitud y luminosidad, además de poseer un bello balcón sobre los jardines y detalles como bañeras con hidromasaje.

Sin embargo, mi elección sería una de las habitaciones del antiguo palacio.

Su encanto es insuperable.

El edificio antiguo es, sin lugar a dudas, nuestra parte favorita del hotel.

Al pasear por sus grandes salones nos dará la sensación de que estamos en alguna película. Imaginínense la situación: se encuentran en un amplio y antiguo salón presidido por una imponente chimenea, a tu alrededor ves galerías que dan a los jardines, la capilla y una biblioteca.

Increíble ¿verdad?

Existen alojamientos más modernos como podría ser Riversuites.

Sin embargo, el encanto de vivir en un palacio no tiene comparación.

Restaurante y comidasQuinta das Lágrimas

Si bajamos a la planta baja nos encontraremos con el lujoso restaurante las Arcadas (1 estrella Michelín)

Sobre las comidas únicamente hablaré del desayuno incluído en la estancia.

El salón en el que se sirve es muy agradable, amplio y luminoso.

Además está situado sobre los jardines y la piscina exterior, lo que hace que, cuando hay buen tiempo, sea un auténtico placer desayunar en la terraza.

Sobre el desayuno en si podemos afirmar que es excelente, tenemos a nuestra disposición una amplia cantidad de productos, zumos, fruta, bollería, fiambres… todos de excelente calidad.

A todo esto hay que añadir un servicio impecable y en extremo cortés.

Probablemente es uno de los mejores servicios que podemos encontrar en un hotel en Coimbra.

Los jardines de la Quinta das Lágrimas

JardinesUno de los elementos más distintivos que posee son sus antiguos jardines, cuya historia se remonta hasta el siglo XIV.

Circula una antigua leyenda sobre este parque que cuenta que en él vivieron su historia de amor Don Pedro e Inés,y que junto a uno de sus muchos manantiales fue asesinada la propia Inés de Castro.

A esto debe su nombre, Fuente de las Lágrimas (bautizado así por Luis de Camões).

Como detalle final y broche al conjunto siempre podemos salir a dar un paseo por los jardines. En ellos nos encontramos árboles ciertamente longevos y emblemáticos.

Entre los especímenes más grandiosos nos encontramos un par de Sequoias gigantea las cuales fueron plantadas por el Duque de Wellington en el año 1813 en una visita a este mismo hotel.

La vista que ofrecen es impresionante, alzándose majestuosos sobre las aguas de un tranquilo estanque.

 

El Hotel Quinta das Lágrimas ofrece un servicio y una experiencia impecable.

Si vuestro bolsillo os lo permite no dudéis en pasar una noche en él. No os arrepentireis.

Leave a Reply