Si nos encontrábamos con que el hotel Quinta das Lágrimas era encantador, la definición para el hotel Bussaco Palace es único y real.

Ubicación hotel Bussaco Palace

hotel Bussaco Palace Cuando lleguéis a su situación os encontraréis ante un auténtico castillo de cuento de hadas alzándose entre lo que parece ser un bosque encantado de ensueño.

Y no es para menos, os encontráis ante el palacio construido a finales del siglo XVIII (1885) para los últimos Reyes de Portugal.

Impresionante, ¿no? Este legendario palacio es ahora uno de los hoteles más famosos del mundo, además de tener un insustituible valor histórico.

Este mágico rincón se encuentra situado en pleno centro del Parque Nacional de Bussaco, al norte de Coimbra.

En medio de este antiguo bosque se alza un imponente edificio de estilo gótico, concretamente de arquitectura manuelina. Este palacio se encuentra a unos 20 minutos en coche desde Coimbra, por lo que aunque no decidan hospedarse en él, recomendamos encarecidamente que se acerquen a visitarlo.

El Edificio Principal del Bussaco Palace

Comedor del Bussaco PalaceUno de los principales atractivos del hotel Bussaco Palace es que conserva el antiguo mobiliario original.

El aspecto del interior es como poco suntuoso, con paredes adornadas con valiosos lienzos de famosos pintores y unos suelos pavimentados con históricos azulejos.

Estos azulejos tienen un increíble valor histórico. Representan a los antiguos reyes portugueses de caza.

Esto se debe a que el bosque de Luso Bussaco era el coto de caza privado de la realeza portuguesa.

Al lado del palacete se encuentra un viejo convento de las carmelitas, hace ya tiempo abandonado.

El bosque

BosqueLos jardines son preciosos y puedes pasarte horas caminando perdido entre sus helechos, estanques repletos de bellos cisnes, y hermosa vegetación.

Si eres un amante del senderismo no dudes en perderte por sus bonitos caminos.

Uno de los sitios que podemos visitar en el bosque es la fuente fría, unas bonitas escaleras por cuyo centro cae un reguero de tibia agua.

El interior del palacio

La arquitectura del edificio es increíble, uno de esos lugares que te quita el aliento.

Preciosas columnas de piedra cada una distinta al anterior con elegantes techos de madera mientras que el suelo se encuentra pavimentado con los famosos azulejos.

Cristaleras, escaleras de película… Merece la pena verlo en persona.

Las comidas se sirven en el gran salón, siguiendo la estética del hotel nos encontraremos en una habitación con altos techos y repleta de arcos y columnas, todo muy majestuoso.

Una estancia recomendada para todo aquel que pueda permitírselo.

Si buscas un hotel en Coimbra, puede que esta no sea la mejor opción para los que buscan ver la ciudad.

Se encuentra bastante lejos del municipio, sin embargo consideramos que es un monumento tan importante que nadie debería pasarlo por alto.