El monasterio de Santa Clara a Velha se encuentra situado a la orilla izquierda del curso del Mondego enfrente del recinto amurallado de la ciudad de Coimbra.

Al igual que la mayoría de los conventos de la época su situación no tiene nada de arbitraria ya que durante siglos se aprovechó de los fértiles terrenos situados en el lecho del río.

Sin embargo el próspero huerto de las hermanas hubo de sufrir a su vez los terribles estragos que causaban las no poco frecuentes riadas que asolaban las tierras bañadas por el Mondego cada cierto tiempo.

Monasterio de Santa Clara a VelhaLa fecha de construcción de este monasterio data de principios del siglo XIV y desde un principio fue habitado por las hermanas clarisas. Debemos agradecer su construcción a la Reina Santa Isabel, esposa del rey D. Dinis (y también Isabel de Aragón).

Ella fue la que solicitó su construcción interviniendo ante el Papa durante su reinado.

La construcción del nuevo edificio

En el propio monasterio descansaron los restos de su promotora, la reina Santa Isabel. Sin embargo su túmulo tuvo que ser trasladado al monasterio de Santa Clara a Nova.

Ésta nueva edificación fue construida a una mayor altura en el siglo XVII para evitar los problemas acarreados por el bajo nivel del anterior.

Tras la construcción de su sucesor Santa Clara a Velha no tardó en ser definitivamente abandonado.

Tal abandono fue ciertamente catastrófico para el edificio. En el siglo XVIII tuvieron lugar unas terribles inundaciones que ocasionaron graves daños al territorio del monasterio, dejando tanto el claustro como toda la planta baja llena de lodos y limos del río.

La reconstrucción del monasterio

Su renacer comenzó en el siglo XX, cuando fue declarado monumento nacional.

Tras esto había que poner remedio a su situación ya que se encontraba totalmente en ruinas y semi-enterrado.

Nuevo edificio Santa Clara

Finalmente fue en el siglo XXI cuando se emprendió el ambicioso proyecto de restauación que ha llevado al monastero a su situación actual.

Sin embargo el proceso de restauración no contemplaba únicamente recuperar la estructura sino que planteaba un proyecto en el que se construiría un museo en el interior del edificio en el que mostrar la historia de Coimbra, del río y del propio monasterio a la vez que los objetos recuperados durante la restauración.

Otro de los objetivos era incluir una sala de proyecciones audiovisuales.

Las obras finalizaron en el 2009 coincidiendo con su inauguración.

 

Un poco de turismo

El monasterio de santa Clara a Velha es uno de los lugares más destacados que podemos visitar si hacemos turismo en Coimbra.

La visita da comienzo en lo que podemos considerar el edificio nuevo.

Aquí podemos ver una película y recorrer el nuevo museo terminando el recorrido por un bonito sendero rodeado de verde. Si seguimos el sendero llegaremos al antiguo edificio el cual se ha restaurado completamente ofreciendo un aspecto fabuloso.

La visita a esta zona es muy agradable y cabe resaltar los interesantes añadidos que se han hecho como por ejemplo la inclusión de una moderna plataforma en el recinto de la iglesia que permite tener una agradable vista del conjunto.

También es posible visitar lo que sería el huerto de las monjas o dar un paseo por el exterior en la bonita explanada que rodea al conjunto. Un toque muy interesante es una proyección que simula los distintos cambios que ha sufrido la arquitectura del edificio a lo largo de los siglos.Convento

Una breve conclusión

En resumen se trata de una visita altamente recomendable que nadie debería perderse. Todo se encuentra perfectamente adaptado para su visita y constituye un recorrido muy constructivo y agradable.